La Habana, Cuba.- El Centro de Inmunoensayo en La Habana diseñó un anticuerpo monoclonal para confeccionar un diagnosticador y detectar tempranamente la Fibrosis Quística, que permitirá hacer una pesquisa a toda la población infantil cubana en la etapa neonatal.

La especialista de investigaciones de esa institución del grupo empresarial BioCubaFarma, Rebeca Sonia González, explicó que el colectivo se sumará a la búsqueda de otras enfermedades.

Aclaró la experta que el producto redundará en la detección de la enfermedad mucho antes de que aparezcan los síntomas, y contribuirá a que la pesquisa a toda la población de niños sea sustentable y sostenible.

Asimismo, permitirá acometer acciones de salud que mejoren notablemente la calidad de vida social y familiar de los pacientes con Fibrosis Quística, los cuales tienen afectada la calidad y esperanza de vida.