La Habana, Cuba.-  La cifra de detección prenatal de cardiopatías congénitas complejas en Cuba supera el 85 %, lo que constituye un elemento importante para los casos necesitados de intervención tras el nacimiento.

Según una información divulgada por el Ministerio de Salud Pública, cuando esta condición es detectada precozmente en el embarazo o durante las primeras etapas de la vida, se incrementa la posibilidad de ofrecer un mejor asesoramiento genético a la pareja y brindar atención especializada oportuna a estos niños.

El ente ministerial refirió que los avances tecnológicos favorecen el incremento de los índices de diagnóstico prenatal y postnatal.

Si bien NO pueden prevenirse, para reducir el riesgo de tener un hijo con una cardiopatía congénita, el Minsap recomendó el consumo de ácido fólico y evitar gestaciones en la adolescencia o pasados los 35 años de edad.