La Habana, Cuba. – De «necesaria y oportuna» calificó el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, la visita que realiza a Cuba Freddy Ñáñez, vicepresidente sectorial de Comunicación, Cultura y Turismo de la República Bolivariana de Venezuela.

Al dar la bienvenida, en la tarde de este miércoles, en el Palacio de la Revolución, al también Ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información y a la delegación que lo acompaña, el mandatario cubano manifestó sentirse muy contento con el encuentro y destacó que los temas tratados en las últimas horas son de importancia para ambas revoluciones.

De sobrepasar «el marco de la propia relación de nuestras revoluciones, para buscar una articulación de la izquierda en un escenario como es el de las redes sociales», habló Díaz-Canel a los amigos venezolanos, con quienes compartió ideas acerca de la necesidad de librar, desde las posiciones del Socialismo, la actual batalla comunicacional.

De tal manera, comentó sobre varios procesos que se llevan a cabo en nuestro país para avanzar en el perfeccionamiento de la comunicación social y la articulación de trabajo en las redes sociales. Estamos dispuestos —dijo— a trabajar codo a codo en todos estos asuntos.

Tras enviar un fraternal saludo al Presidente venezolano Nicolás Maduro, el Jefe de Estado cubano ratificó a la delegación del hermano país «el apoyo incondicional de Cuba a la Revolución Bolivariana».

Nosotros —manifestó por su parte el Vicepresidente Sectorial de Comunicación, Cultura y Turismo venezolano— nos sentimos muy honrados por el recibimiento que ustedes nos han dado hoy, y por todo el acompañamiento que hemos tenido durante la visita.

Compartimos diagnósticos e inquietudes, enfatizó, y sobre todo hemos retomado alianzas que ya existían en el campo de la comunicación y que han dado resultados muy importantes para ambos países. «En cada cosa que hemos hecho y hemos avanzado, ahí ha estado la cooperación de Cuba y de Venezuela», aseguró.

Al comentar al Presidente Díaz-Canel sobre algunas de las actividades desarrolladas durante las últimas horas, Freddy Ñáñez destacó el encuentro con el Canciller Bruno Rodríguez Parrilla; la visita al Parque Tecnológico de La Habana, «de una significación importantísima no solo para Cuba sino también en la perspectiva de todos los países del ALBA, por todo lo que pudiéramos llegar a hacer de conjunto»; así como el encuentro con estudiantes y comunicadores en función de pensar las nuevas teorías de la comunicación que también son un desafío, principalmente filosófico, ético y político.

Ante la actual guerra comunicacional que se libra contra nuestros pueblos, que se libra en tiempo real, el Ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información insistió en la importancia de blindar, en primer lugar, «todo lo que para nosotros es el gran capital de nuestras revoluciones, que es la esperanza de nuestros pueblos». Esta es la esperanza —advirtió— que ellos quieren socavar, horadar… y nosotros tenemos muchos más elementos para defenderla y potenciarla, que los que ellos tienen para destruirla.

En el encuentro, signado por los sentimientos de hermandad y solidaridad que unen a ambos pueblos y gobiernos, por la parte venezolana participaron Mardy Medina, viceministra de Soporte de Plataforma Comunicacional; José España, coordinador de Proyectos Especiales; y Jorge Antonio Gómez, presidente de COVETEL.

Estuvieron presentes, además, el miembro del Secretariado del  Comité Central del Partido Comunista y jefe de su Departamento Ideológico, Rogelio Polanco Fuentes;  el viceprimer ministro Jorge Luis Perdomo Di-Lella; la ministra de Comunicaciones, Mayra Arevich Marín; el presidente del Instituto de Información y Comunicación Social, Alfonso Noya Martínez; así como el director general de Prensa, Comunicación e Imagen del Ministerio de Relaciones Exteriores, Juan Antonio Fernández Palacios.

En Cuba uno respira el heroísmo

Es un gran orgullo pisar suelo cubano. Cuando uno pisa la Isla de Cuba respira historia viva, uno respira el heroísmo que está encarnado en la cotidianidad del cubano, y que también está bien representado en lo que ha sido la historia de la Isla, en sus distintos momentos de independencia, que es un ejemplo de resistencia, es un ejemplo de inventiva, de coraje y de dignidad.

Sobre esos sentimientos que emergen al llegar a la Mayor de las Antillas, habló Freddy Ñáñez ante un equipo de periodistas de la Presidencia, poco después de concluir su encuentro con el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista, Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Estar con el hombre que lleva las riendas de este país, —subrayó el Vicepresidente venezolano— en medio de un momento tan complejo como el que tiene el mundo y que lleva adelante la renovación del Socialismo cubano, para nosotros es «una oportunidad de aprendizaje, y es una oportunidad también de agradecerle por la valentía, el coraje y la fidelidad a un proyecto que es compartido, un proyecto que es latinoamericano».

Además, expresó, este encuentro ha sido una oportunidad para ponernos al día en cuanto a lo que estamos haciendo en Venezuela en materia de políticas comunicacionales, en materia de investigación sobre las nuevas tecnologías de la comunicación y también para conocer un poco qué se está haciendo en ese sentido en Cuba.

«Este momento histórico para nosotros tiene mucha significancia», subrayó.

De retos comunes y caminos por desandar juntos para enfrentar la agresividad mediática a que son sometidas hoy Cuba y Venezuela, habló también a la prensa Freddy Ñáñez, quien recordó cuánto ha cambiado el escenario comunicacional en el mundo durante los últimos 20 años.

Las transformaciones que se han sucedido en cuanto a las tecnologías de la comunicación —valoró— nos ponen a repensar cómo construir, sostener y renovar nuestras narrativas, nuestra simbología y sobre todo cómo achicar la brecha generacional frente a las nuevas generaciones que se están educando en el uso de dispositivos inteligentes y de las redes sociales.

«Lo que ha cambiado el mundo, lo que han cambiado Cuba y Venezuela con la incursión de las redes sociales, nos pone a pensar en la necesidad de estudiar la realidad concreta», consideró.

Venezuela y Cuba, como revoluciones, han sido atacadas desde sus inicios, recordó. Cuba ha vencido con su verdad —enfatizó—Cuba ha vencido con su historia, y Venezuela ha seguido también ese camino, un camino de construir la imagen propia, un camino de defender la verdad de nuestro país, y un camino de hacerle frente a todas las estrategias de guerra cognitiva.

Ante esos desafíos, insistió en la importancia de, en primer lugar, «no perder la noción histórica, la identidad propia, que es nuestro escudo y al mismo tiempo nuestra arma ofensiva», y en segundo lugar, de seguir forjando alianzas, como lo es el Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos, donde tenemos tantos desafíos comunes en lo económico y en lo político, y sobre todo en el sentido de construir una referencia cultural y simbólica propia, autónoma, independiente.

Tenemos mucho por hacer todavía, aseguró, en materia de soberanía tecnológica, de construcción de nuestras propias plataformas y medios de comunicación digitales, pero también en la búsqueda de los nuevos códigos que están surgiendo en el siglo XXI para estar en permanente vinculación con lo que pueden ser los cambios culturales que suscitan las nuevas tecnologías en nuestros países.

Ese va a ser el camino siempre —concluyó— un camino que tiene un anclaje en la historia, en la épica, en la narrativa, que nos han constituido como Revolución, como países independientes, y también en la capacidad de renovarnos permanentemente en función de seguir construyendo esta historia y esta referencia con las nuevas generaciones.

Tomado del sitio Presidencia de la República