Compartir

Matanzas, Cuba. – Diversas acciones para transformar el entorno de la Base de Supertanqueros de Matanzas tras el incendio, acometen trabajadores de la Organización Básica Eléctrica, de Materias Primas, CUPET y la entidad siniestrada.

En la reunión del Grupo Temporal presidida por Mario Sabines, gobernador del territorio, trascendió que se labora en el desplome de las líneas eléctricas áreas y de tuberías para recuperar todo lo posible.

Rigel Rodríguez, director de la Comercializadora de Combustibles en Matanzas, explicó que las faenas permitirán fundir los soportes de tuberías y soldar las nuevas líneas para interconectar los tanques y demoler los edificios danados por las llamas.

Sabines aseguró que se determinan los daños a las viviendas próximas al siniestro y los bienes materiales para ofrecer ayuda a los afectados, al tiempo que continúan los estudios para el reconocimiento de los fragmentos óseos de los fallecidos en el incendio.