La Habana, Cuba. – Tras casi 8 meses de enfrentamiento a la Covid-19 en el país, la Empresa Eléctrica de La Habana trabaja en la eliminación y actualización de procesos pendientes con los clientes, mientras trabaja por un mejor servicio.

La directora de la Unión Empresarial de Base Centro Integral de Atención al Cliente, Sandy Medina Muñoz, dijo que la tarea principal es atender y tramitar las quejas e inquietudes para lo cual habilitaron el correo electrónico 18888@LCELH.une.cu.

Medina Muñoz explicó que las quejas ascendieron en comparación a otros años, sobre todo en lo relacionado a consumos e interrupciones del servicio y alumbrado público apagado.

La falta de recursos para la reparación y mantenimiento de las luminarias hace que la empresa sólo pueda mantener en óptimo estado las de las grandes avenidas, mientras espera por financiamiento extranjero.