Washington, EE.UU. – El Departamento de Justicia de Estados Unidos recomendó este miércoles a la Comisión de Federal de Comunicaciones (FCC) negar un permiso para la instalación del primer cable de telecomunicaciones submarino que conectaría a EE.UU. con Cuba.

El comité, conocido como “Team Telecom”, dijo que el plan generaba preocupaciones de seguridad nacional porque el sistema de aterrizaje del cable en la isla sería propiedad y estaría controlado por la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA).

Washington dijo que sería la única conexión directa por cable submarino comercial entre ambas naciones vecinas.

Varios han sido los intentos de restaurar el enlace directo entre los dos países mediante el cable submarino, lo que mejoraría la interconexión directa del servicio de Internet, pero no han fructificado.

Según el Departamento de Justicia, las relaciones de Cuba con otros “adversarios extranjeros” como China o Rusia, representan un riesgo para el gobierno si existiese una conexión de este tipo.

El vicefiscal de Seguridad Nacional, Matthew G. Olsen señaló que EE.UU., no obstante, “apoya que exista una red de internet segura, confiable y abierta alrededor del mundo, incluyendo en Cuba”.

El sistema de cables subacuáticos ARCOS-1 USA Inc. hizo la solicitud al la FCC para adaptar su red incluyendo la primera y única conexión de este tipo entre EE.UU y Cuba.

La red ARCOS-1 conecta a 24 puntos de aterrizaje en 15 países del continente, incluyendo EE.UU., Venezuela, Colombia, Panamá, Nicaragua y México.

La Habana sostiene que el bloqueo económico y comercial que le impone Estados Unidos desde hace más de seis décadas le ha impedido acceder a cualquiera de las decenas de cables que pasan por zonas cercanas a sus costas.

Tomado de Cubadebate