Ciudad Vaticano. – El papa Francisco manifestó hoy su cercanía de un modo especial a los afectados por la tragedia causada por las explosiones y el incendio en la base petrolera de Matanzas, en Cuba.

Durante su encuentro semanal con fieles, en el Aula Pablo VI del Vaticano, el santo padre les expresó que pidamos que nuestra madre, reina del cielo, vele por las víctimas de esa tragedia y sus familias.

El lunes último el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado de la Santa Sede, envió un telegrama de pésame en nombre del sumo pontífice a las máximas autoridades eclesiásticas de Cuba donde expresó el pésame por lo sucedido en la isla.

El mensaje señala que el máximo representante de la Iglesia católica sigue de cerca las noticias que llegan sobre el desafortunado accidente y reza para que el Señor les otorgue fortaleza en este momento de dolor y sostenga los trabajos de extinción y búsqueda.