Foto tomada de Cubasí

El papa Francisco recibió en audiencia privada de casi una hora al presidente francés, Emmanuel Macron, a quien obsequió el medallón de San Martín de Tours, conocido por su ayuda a los pobres.

Al entregar al mandatario la imagen de San Martín de Tours, el Papa expresó que se trata de una medalla elaborada por un artista romano del pasado siglo, en la cual se representa al santo y quiere subrayar la vocación de los gobernantes de ayudar a los pobres.

Por su parte, el presidente francés obsequió a Bergoglio una edición histórica del libro de Georges Bernanos, Diario de un cura rural, el cual, expresó Francisco, leyó muchas veces y le hizo bien.

En su estancia en Roma el mandatario galo no se reunirá con representantes del gobierno italiano, y entre los temas abordados en el coloquio con el Papa centraron la atención: la migración, ayudas humanitarias, el cambio climático y la laicidad.