Washington, EE.UU. – El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos confirmó este jueves que las muertes por sobredosis de fentanilo y xilacina aumentaron el 276 por ciento en la nación norteña entre 2019 y 2022.

La xilacina es un poderoso sedante que no está aprobado para ningún uso en humanos, y se mezcla cada vez más con el fentanilo, advierten los nuevos datos aportados.

Esta combinación, conocida por causar horribles heridas en la piel de los usuarios, aparece en más de una cuarta parte de las muertes por drogas ilícitas en algunos estados del país, aseguraron los especialistas del Centro.

Parte de ese aumento podría deberse a mayores esfuerzos para evaluar la xilazina, dijeron los autores de la agencia, aunque los enfoques inconsistentes para verificarla en las muertes por sobredosis significan que es probable que estas cifras sigan siendo una subestimación.