Compartir

Foto/ Prensa Latina

La Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela aprobó la derogación del régimen de Ilícitos Cambiarios, cuya finalidad es la de promover las inversiones en el país y detener la actividad de operadores que fijan un precio irreal de las divisas.

El vicepresidente para el Área Económica, Tareck El Aissami, anunció que desde el 20 de agosto el país podrá dirigirse a las casas de cambio y hacer cualquier operación de forma transparente, legal y segura.

En días recientes, el jefe de Estado, Nicolás Maduro, solicitó al presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, debatir la iniciativa con los integrantes de ese foro, para permitir el libre flujo de la inversión que necesita Venezuela.

La ley propone ajustes a diversas políticas cambiarias, con el propósito de incentivar la inversión en moneda extranjera y eliminar las barreras de ilícitos correspondientes a otros tiempos.