Compartir

Matanzas, Cuba. – Con el reforzamiento de un grupo de medidas de bioseguridad, la provincia de Matanzas redobla la protección en centros escolares ante el auge de la Covid-19.    

Edilberto Casanova Armenteros, director provincial de Educación, aseguró que en los colegios del occidental territorio se mantiene una vigilancia estricta sobre el uso correcto del nasobuco y se cumple con la pesquisa médica diaria, y el distanciamiento físico en cualquier espacio.

El directivo explicó que recientemente se realizó un levantamiento de los locales en que persiste el hacinamiento estudiantil, una cuestión que debe tener en breve solución temporal o definitiva.  

En relación con el retroceso del territorio a la tercera fase de recuperación de la Covid-19, Edilberto insistió que los profesionales del sector cumplen con rigor las medidas sanitarias establecidas para cada instancia.