Foto: Madelín Ramírez Pérez/ ACN

Para mí no ha sido fácil ser siempre la más pequeñita, pero nunca me he rendido porque el taekwondo es mi vida; en esa frase entran mi familia, mis amigos, todo eso explica visiblemente emocionada Jessica Victores Contreras.

Como cada atleta, esta joven artemiseña tenía la ilusión de formar el equipo nacional y entrenó sin descanso, pero no fue posible; en ello incidió tal vez, la estatura, aunque al decir del profesor Raicel Brito, ese aspecto no es determinante si el deportista muestra los resultados que ella exhibe

Hace 3 años es medallista en todos los campeonatos que hay en Cuba, comenta el entrenador, y eso es en la parte deportiva, como ser humano es incluso mejor, enfatiza, y asegura que ella tiene aún camino por recorrer.

A sus 18 años, Jessica estudia Licenciatura en Cultura Física, y a la par se desempeña como entrenadora del deporte que tanto ama en la misma escuelita donde se formó.