La Habana, Cuba. – En acto realizado en la Plaza Ignacio Agramonte de la Universidad de La Habana se rememoró cómo hace 65 años esa relación se hizo indestructible, cuando la FEU organizó en el Stadium Universitario una función de desagravio a Alicia Alonso y el entonces Ballet de Cuba.

Volvieron las imágenes de aquella noche en que una ovación emocionada despidió a la artista insobornable, cuyos sueños de llevar el arte del ballet al pueblo sólo cristalizaron con la Revolución.

Karla Santana, presidenta nacional de la FEU, elogió la fuerza y la ternura que confluyeron en Alicia para cumplir su vocación de conquistar horizontes de cultura.

Pruebas de amor eterno

Puede ser una imagen de una o varias personas y personas de pie

Al reafirmar los lazos históricos entre el Ballet Nacional de Cuba y la Federación Estudiantil Universitaria, la presidenta de esta organización, Karla Santana, evocó la proyección social y ética patriótica de Alicia Alonso, estrella y miliciana, vencedora del tiempo.

En el acto efectuado por el aniversario 65 de la función organizada por la FEU como desagravio a la gran artista, la joven bailarina principal del Ballet Nacional de Cuba, Claudia García, reafirmó el compromiso con el legado de la maestra.

En simbólico gesto de continuidad y tradición, la presidenta nacional de la FEU obsequió un ramo de rosas rojas a la primera bailarina Viengsay Valdés, directora del Ballet Nacional de Cuba.

Aylín Alvarez, primera secretaria de la UJC; Dionisio Zaldívar, Vice-rector primero de la Universidad de La Habana y Fernando Rojas, viceministro de Cultura, asistieron al homenaje.

Puede ser una imagen de 4 personas, personas de pie y al aire libre

Puede ser una imagen de 2 personas, personas de pie y rosa