El panorama danzario en Cuba quedó marcado en este año por varios estrenos mundiales de las principales agrupaciones del país, y la realización de un Festival Internacional de Ballet con la participación de numerosas naciones.

Danza Contemporánea de Cuba sorprendió con una nueva obra de la coreógrafa británica Lea Anderson, basada en una pieza histórica del Reino Unido, Los amores de Marte y Venus.

Mientras, la compañía creada por el estelar bailarín Carlos Acosta regaló al panorama danzario cubano obras de estreno en el país caribeño de los reconocidos coreógrafos europeos.

Por su parte, el XXVI Festival Internacional de Ballet de La Habana Alicia Alonso, realizado en esta capital, exhibió en más de una veintena de espectáculos maneras diferentes de pensar el movimiento, con agradables dosis de frescura, virtuosismo y teatralidad.

Etiquetas: - -