Santiago de Cuba. Con la entrega del Premio de los Estudios Siboney a la Casa del Caribe, cerró sus puertas este viernes la Edición 40 de la Fiesta del Fuego, que desde el pasado 3 de junio se desarrolló de manera virtual por la situación epidemiológica en Santiago de Cuba.

A través de portales de instituciones culturales y redes sociales se desarrollaron conferencias y talleres del teatro popular y la poesía, además de exhibirse momentos de festivales anteriores y exposiciones de la plástica.

Dedicada a la rebeldía de la cultura en el Caribe, en esta ocasión la Fiesta del Fuego otorgó el Premio Internacional Casa del Caribe al investigador cubano Tomás Fernández Robaina.

El evento, que por más de 40 años se celebra en la ciudad de Santiago de Cuba, se ha convertido en un importante encuentro de portadores, estudiosos y promotores de la cultura popular de la región.