La Habana, Cuba. – Incrementar las capacidades de camas en busca de dar respuesta a los actuales incrementos del número de sospechosos y de casos positivos en La Habana, centró el debate de la reunión del Grupo Temporal de Trabajo del territorio.

Al respecto, el primer secretario del Partido en la provincia, Luis Antonio Torres Iríbar, hizo un llamado a la urgencia y recalcó que, en uno u otro caso, nadie puede quedar sin ser recluido, en particular los menores.

Refirió que habilitar instalaciones como centros de aislamiento es una tarea de máxima prioridad y propuso evaluar la posibilidad de adecuar algunos círculos infantiles con el fin de emplearlos temporalmente para los sospechosos de edades pediátricas.

En el encuentro se informó que las disponibilidades de aceite para vender liberado es insuficiente, por tanto se generalizará a toda la ciudad la venta regulada a través de la presentación de la libreta de abastecimiento.