La Habana, Cuba. – El libro Reseña de aves representativas del Caribe, es el nombre que los autores Luis Hugo Fernández Ricardo y Minerva Palmero Núñez dieron a una obra dedicada a los niños para presentar las aves nacionales de cada uno de los países de América Latina y el Caribe.

La manera más acertada de crear el hábito de la lectura es acercar a las personas desde su más temprana edad a los libros, pero para que estos despierten su interés, deben poseer ilustraciones y tocar temas interesantes para ellos; este título publicado por la Editorial Academia en el año 2011 cumple ambos objetivos.

El volumen consta de 114 páginas y cinco secciones, en las que se organiza la información sobre las aves de cada zona geográfica de América Latina y el Caribe. En la parte inicial se dedica espacio a información general sobre las especies de pájaros para luego particularizar por cada país. Un gran acierto del texto es que se caracteriza la geografía de cada nación, incluyendo datos geográficos del paisaje, clima y otros detalles.

El título incluye varios anexos, uno de ellos dedicado a Cuba, sus símbolos y atributos nacionales, las principales aves que habitan el archipiélago cubano y un glosario de términos. Otro informa sobre la bandera y el ave de cada país en formato de postal en colores, para que los niños puedan recortarla y pegarla en la página que corresponde, un recurso de interactividad muy bien aceptado por quienes han comprado el libro.

Soy del criterio que debía extenderse esta idea y crear obras similares de otras regiones geográficas, y ampliarlo a los árboles y flores nacionales. Esta obra, en manos de un maestro de primaria, podría ser una herramienta para motivar más a los alumnos en el estudio de la geografía y las ciencias de la vida; por supuesto, también en casa los padres pueden hacer uso de él y con el pretexto de recortar y pegar las postalitas, reafirmar los conocimientos de sus hijos.

De seguro lo encontrarán en alguno de los negocios de libros de uso existentes, los pequeños lo agradecerán. Ah y recuerden, si me ven por ahí, me saludan.