Foto tomada de Cubadebate

El  santiaguero Sabas Rubén Ferrer, de 80 años, emitió su voto por quien consideró el mejor candidato, con mayor capacidad y fidelidad al pueblo, muestra de nuestra democracia.

Este proceso se caracteriza por la participación activa del pueblo, que solo tiene que leer las biografías y emitir su voto voluntario, libre y secreto en urnas custodiadas por pioneros, expresó Ferrer luego de ejercer su derecho ciudadano.

Previo a ese importante momento, comentó, no hubo ni campañas, ni compra de votos, ni millonarias sumas de dinero como sucedía en Cuba antes del 1ro de enero de 1959, y que continúa siendo así en países como los Estados Unidos.

Recalcó el octogenario santiaguero que como jubilado e internacionalista tiene el compromiso con la Patria de defender las conquistas de la Revolución y el legado del Comandante en Jefe Fidel Castro.