La Habana, Cuba. – El ingeniero alemán y un pionero de la computación, Konrad Zuse, nace en Deutsch-Wilmersdorf, actualmente Berlín, Alemania, el 22 de junio de 1910.

Su logro más destacado fue terminar la primera computadora controlada por programas que funcionaban, la Z3 en 1941. Debe ser considerada la “primera computadora”, aunque hay discrepancias en ese sentido, pues si se consideran algunos aspectos, como, por ejemplo, que la máquina de Zuse no era de propósito general, tal vez sea de otro propósito como almacenar palabras o algoritmos y fue la primera en poder hacer cuatro ecuaciones matemáticas, construyó la Z4, que se convirtió en 1950 en la primera computadora en ser comercializada.

Debido a la Segunda Guerra Mundial, el trabajo inicial de Zuse pasó inadvertido fuera de Alemania. Posiblemente la primera influencia documentada de Zuse en una compañía extranjera fue la adquisición de patentes por parte de IBM en 1946.

Hay réplicas de la Z3 y la Z4 en el Deutsches Museum de Múnich y otra réplica de la Z3 en un museo artístico en Karlsruhe, el Zentrumfür Kunstund Medientechnologie (ZKM).

Se graduó como ingeniero civil de la Technische Hochschule Berlin-Charlottenburg (hoy Universidad Técnica de Berlín) en 1935. Durante sus estudios de ingeniería, Zuse debió hacer muchos cálculos rutinarios a mano, lo que encontraba aburrido. Esa experiencia lo llevó a soñar con una máquina que pudiera hacer cálculos.

Comenzó a trabajar en la fábrica de aviones de Henschel en Dessau, pero solo un año después renunció a su puesto para construir una máquina programable. Trabajó en el apartamento de sus padres en 1938 hasta lograr su primer intento, llamado Z1, que era una calculadora mecánica binaria operada con electricidad y de programabilidad limitada. Leía instrucciones desde una cinta perforada. La Z1 nunca funcionó bien por la falta de suficiente precisión mecánica. La Z1 y sus planos originales y la Z3 fueron destruidos en 1945 por un ataque aliado durante la Segunda Guerra Mundial.

La Z4, parcialmente terminada y basada en relés, había sido llevada a un lugar más seguro con anterioridad. Zuse diseñó un lenguaje de programación de alto nivel, el Plankalkül, al parecer entre 1941 y 1945, aunque no lo publicó hasta 1972.

Ningún compilador o intérprete estuvo disponible para el Plankalkül hasta que un equipo de la Universidad Libre de Berlín lo implementó en el año 2000, cinco años después de que muriera Zuse.

En 1946 Zuse fundó la primera compañía de computadoras del mundo: la Zuse-Ingenieurbüro Hopferau. Consiguió capital de riesgo a través de la ETH de Zúrich y una opción de IBM sobre las patentes de Zuse. Zuse fundó otra compañía, Zuse KG en 1949.

La Z4 fue terminada y entregada a una compañía en Suiza en septiembre de 1950. En ese momento, era la única computadora funcionando en el continente europeo, y la primera computadora del mundo que fue vendida, superando a la Ferranti Mark I por cinco meses y a la UNIVAC I por diez meses. Otras computadoras, todas numeradas con una Z inicial, fueron construidas por Zuse y su compañía. Son notables la Z11, que fue vendida a la industria de la óptica y a las universidades, y la Z12 que fue la primera computadora con una memoria basada en cinta magnética.

En 1967, Zuse KG había construido un total de 251 computadoras. A consecuencia de problemas financieros, fue vendida a la compañía Siemens AG. Ese mismo año Zuse sugirió que el universo en sí mismo es una retícula de computadoras (Física computacional). En 1969 publicó el libro Rechnender Raum.

Entre 1987 y 1989, Zuse recreó la Z1 y sufrió un ataque cardiaco durante el proyecto. El resultado final tenía 30000 componentes, costó 800000 marcos y requirió cuatro personas (incluyendo a Zuse) para construirla. Los fondos para ese proyecto de retrocomputación fueron provistos por Siemens y un consorcio de alrededor de cinco compañías. Zuse recibió varios premios por su trabajo. Después de retirarse, se enfocó en su afición, la pintura.

Konrad Zuse, muere en Hünfeld, Hesse, Alemania, el 18 de diciembre de 1995