La Habana, Cuba. – El geógrafo, naturalista, explorador, escritor y catedrático italiano, naturalizado peruano Giovanni Antonio Raimondi dell’Acqua, nace en Milán, Italia; el 19 de septiembre de 1824, su especialidad consistió en un profundo y esmerado estudio de la fauna, la flora y la geología peruanas.

Fue catedrático de la Universidad de San Marcos en Lima. Llegó al Perú desembarcando en el puerto del Callao el 28 de julio de 1850. Ese mismo año el médico peruano Cayetano Heredia le encargó la organización del Museo de Historia Natural del colegio Independencia, institución que más adelante pasaría a ser la Escuela de Medicina del Perú. Desde 1851 se desempeñó como profesor de historia natural, teniendo a su cargo la enseñanza de geología y botánica. Fue uno de los maestros fundadores de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en 1856. Fundó la cátedra de química analítica en 1861, regentándola hasta 1872.

En 1866 fue elegido co-primer decano de la Facultad de Ciencias Naturales y Matemáticas. Fue cautivado por los recursos naturales del Perú pues de los 40 años que vivió en él, 18 años viaja por casi todo su territorio con el fin de conocer más a fondo su naturaleza y sus habitantes ya que desde Italia los había estudiado bien.

Financió sus primeras expediciones con sus propios recursos. Su primera asignación fue una iniciativa del Parlamento Nacional, en 1858. En esas condiciones recorrió miles de kilómetros por itinerarios de gran dificultad en regiones prácticamente desconocidas Su primer gran viaje duró dos años y medio y, tras reponerse durante seis meses en Lima, partió a otro de gran trascendencia por el centro del Perú. El producto de sus esfuerzos se ve realizado en una inmensa obra que puso los cimientos a numerosas ramas de las científicas que se investigan y estudian en las universidades peruanas.

La obra más sobresaliente de Raimondi es “El Perú”, editada en seis tomos entre 1875 y 1913, en la cual, en su prefacio, anima y aconseja directamente a todos los peruanos a estudiar las riquezas naturales del Perú, hecho que lo convierte por virtud, para muchos historiadores y escritores, como un verdadero peruanista.

Dejó numerosos cuadernos de apuntes (algunos se han perdido) con numerosos y valiosos datos sobre todo lo que observaba a su paso. Colectó numerosos especímenes vegetales y animales de todo tipo, así como minerales y otros elementos geológicos. Aún se conserva un cierto número de estos especímenes en el Museo de Historia Natural de Universidad Mayor de San Marcos, en Lima.

La colección se completa con datos y observaciones meteorológicos, esquemas, ilustraciones, etc. Antonio Raimondi era un genuino enciclopedista. Raimondi Antonio Raimondi fue siempre muy reconocido por científicos y naturalistas. Prueba de ello es que se le dedicaron los nombres científicos de algunas especies animales (por ejemplo, un ave paseriforme llamado cortarrama peruana (Phytotoma raimondii) y vegetales (como el género Raimondia o la colosal especie andina Puya raimondii).

De esta última en realidad fue co-descubridor, aunque la llamó Pourretia gigantea. Giovanni Antonio Raimondi dell’Acqua, muere en la ciudad de San Pedro de Lloc, en el departamento de La Libertad, el 26 de octubre de 1890, donde pasó sus últimos meses intentando recuperar su delicada salud.