Tokio, Japón. – Miles de personas se han reunido este martes en Tokio para asistir al funeral de Estado del ex primer ministro Shinzo Abe, asesinado en julio en un acto electoral. A la ceremonia han acudido más de 4.000 invitados, entre los cuales destacaron hasta 700 invitados extranjeros de diversos países y organizaciones internacionales.

Al funeral asistió una delegación cubana encabezada por el primer ministro cubano Manuel Marrero Cruz.

No es la primera despedida al mandatario japonés, pues apenas cuatro días después de su muerte tuvo lugar un funeral privado; pero su sucesor, Fumio Kishida, decidió organizar este homenaje público a pesar de las protestas de la oposición y de parte de la ciudadanía. “Abe, eres una persona que debería haber vivido mucho, mucho más”, dijo Kishida durante su alocución de este martes. “Como brújula para Japón y para el resto del mundo, habrías trabajado 10… no, 20 años más”, añadió.

Caracterizado por estrictas medidas de seguridad resguardadas por más de 20.0000 agentes, la multitudinaria ceremonia ha arrancado a las 14.00 hora local, aunque se ha permitido que el público depositara flores desde cuatro horas antes en un parque cercano.

Entre los asistentes se han encontrado líderes de países de todo el mundo, como la vicepresidenta de EE UU, Kamala Harris, o el primer ministro de India, Narenda Modi, que se han reunido para rendir homenaje al ex jefe de Gobierno de Japón. Más de 4.000 invitados asistieron al funeral, desplegado en el estadio de la capital, Nippon Budokan, un espacio que se suele utilizar para eventos deportivos o musicales.

Tomado de Cubadebate