Matanzas, Cuba. – En la zona industrial de Matanzas, donde se ubica la Base de Supertanqueros, controlan el fuego de los dos tanques colapsados, pero no se reporta ningún otro incendio.

Las temperaturas alrededor de los tanques disminuyen y el viento que sopla desde la bahía yumurina también ha disminuido la violencia de las llamas.

Especialistas del Cuerpo de Bomberos y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias aseguran que funciona una alternativa para aumentar el flujo de agua hacia la cisterna de los bomberos.

El Primer Coronel Ernesto Rodríguez-Gallo Valdés, de la Región Militar Matanzas, al frente de las fuerzas, explicó a las autoridades de la provincia el funcionamiento de esa alternativa, consistente, a grandes rasgos, en una bomba que extrae agua de mar y una tubería que la traslada hacia la zona caliente.

Laboran en evacuación de crudo por rada yumurina

En la Base de Supertanqueros se trabaja de forma intensa en la evacuación del combustible existente en los tanques aledaños al fuego. Las autoridades de CUPET aseguran que ese diésel se distribuye en servicentros de las provincias de Matanzas y La Habana. Entre las acciones se incluyen el atraque un buque para asumir el traslado de gran parte de ese combustible.

Las máximas autoridades de la provincia, en conjunto con los directivos de CUPET, el Cuerpo de Bomberos y otros especialistas, analizan otras acciones para garantizar el suministro constante de agua en el lugar. .

Mario Sabines Lorenzo, gobernador del territorio confirma que en Supertanqueros, e instalaciones cercanas al siniestro, no hay depósitos ni de alcohol, ni ácido, ni amoníaco.

Especialistas y medios llegados desde México y Venezuela se incorporan a las labores de extinción, de conjunto con las fuerzas cubanas, tras los primeros contactos técnicos y la puesta al día de la situación en el terreno.

Fotos: Ricardo López Hevia