Los ciclones tropicales, fenómenos frecuentes en el área del Caribe, son considerados como los eventos hidrometeorológicos extremos más recurrentes y de mayor impacto en la sociedad.

Esos fenómenos se forman en el mar y constituyen centros de bajas presiones alrededor de los cuales el viento gira en sentido contrario a las manecillas del reloj.

De acuerdo con el Instituto de Meteorología, los efectos destructivos de los huracanes se deben a la pronta elevación del nivel del mar con sus consecuencias de inundaciones, las abundantes lluvias y la fuerza de los vientos, cuestiones que ocasionan grandes desastres.

Mantenerse informados constantemente, y cumplir las orientaciones de la Defensa Civil, el Instituto de Meteorología y las autoridades locales es garantía para enfrentar la aproximación de un ciclón, y a la vez su paso por cualquier zona poblada.

Fase informativa, medidas principales

Cuando existe la amenaza de que el ciclón afecte el territorio nacional en las próximas 72 horas es que la Defensa Civil decreta la fase informativa.

Mantener sintonizada constantemente la radio, la televisión, y cualquier medio de difusión, así como mantenerse atentos a los partes meteorológicos, además precisar las medidas de protección en viviendas, propiedades, animales y cultivos, son elementos importantes a tener en cuenta en esa etapa.

Otras medidas que debemos tener en cuenta en la Fase Informativa son proteger materiales de construcción a la intemperie y cumplir estrictamente las disposiciones de las autoridades locales.

En esta etapa, lo esencial es mantenerse bien informado por la radio y la televisión; Cuba tiene experiencia en el enfrentamiento a esos fenómenos meteorológicos, lo que implica que no debemos bajar la guardia.