La cadena televisiva CNN comentó recientemente en Washington, que Yen Saki, secretaria de Prensa de la Casa Blanca, dijo algo que estremeció a científicos de Estados Unidos y del mundo.

Dejó sentado que no facilitarán vacunas para combatir la Covid-19 a ningún país. Ante esa contundente respuesta, le preguntaron que si Estados Unidos tiene holgadas reservas de la vacuna AstraZeneca, por qué no las utiliza.

Ella respondió que primero serán vacunados los ciudadanos estadounidenses. Sin embargo, hace poco el presidente Joe Biden prometió su envío a México y Canadá.

CNN añadió que el mandatario, en su primer discurso, había transmitido a su ciudadanía la esperanza de volver a la normalidad en unos meses y dejar atrás la crisis sanitaria que desangra el planeta. Lo hizo basado en una ciencia, con expectativas alcanzables.

Entre horrores

De acuerdo con CNN, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Yen Saki, manifestó a periodistas que no enviarán vacunas a ningún país.

Por otro lado, Joe Biden, durante su primer discurso, abordó el tema con cautela al prometer volver a la normalidad en próximos meses, mientras -vale recordar- muchos estadounidenses estiman que la pandemia está disminuyendo.

En otra encuesta de CNN, más de las tres cuartas partes de los entrevistados opina que lo peor ha quedado atrás, prueba de la desinformación que prima en Estados Unidos, y a pesar de que en la nación norteña mueren diariamente unas 2 mil personas y el país superó 530 mil fallecidos.

El 67 por ciento confía en que Biden los sacará de la tragedia, no obstante, expertos han reiterado que su eliminación radica en la cooperación y solidaridad internacional, su más feo rostro es lo inverso.