La Habana, Cuba.- El presidente del Tribunal Supremo Popular de Cuba, Rubén Remigio Ferro, explicó que es una necesidad apremiante proceder a la actualización de las normas jurídicas para atemperarlas a los requerimientos del presente.

Al dar a conocer el proyecto de Informe del Tribunal Supremo en la Comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos insistió en que eso es la garantía del buen funcionamiento de la marcha del proceso de perfeccionamiento económico que se desarrolla en el país, en cumplimiento de los acuerdos del Congreso del Partido Comunista de Cuba.

Yolanda Gómez, diputada por el municipio de Cabaiguán, en la provincia de Sancti Spíritus, afirmó que en el sector se reconocen avances en el trabajo de los tribunales e insistió en la necesidad de lograr mayor celeridad en los procesos.

También opinó que hay que ganar en disciplina en lo concerniente al inicio de los juicios, que se dilata sin que se ofrezca explicación de la demora a los implicados.

Una fiscalía vinculada con el pueblo

El 80 % de los fiscales en el país son mujeres, afirmó el fiscal general de la República Darío Delgado Cura durante la presentación del proyecto de informe de rendición de cuenta de ese organismo a la comisión de Asuntos Constitucionales y Jurídicos de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Agregó que el 75 % de las féminas ocupan cargos de dirección en diferentes instancias, y en total gran parte de los trabajadores de fiscalía son menores de 35 años.

Ana María Aparicio, diputada por Cifuentes, Villa Clara, aseveró que se nota mayor vinculación entre pueblo y fiscalía, y se reconoce su transparencia en los procedimientos.

Opinó que el juez de instrucción debe vincularse más con el sancionado en diferentes momentos, y NO solo cuando está en el proceso de investigación; cuestión que se ha planteado por juristas en distintas instancias en las comunidades.