Por: Yoelvis Lázaro Moreno

No resulta difícil escuchar refranes populares como: «En todas partes tiene cada semana su martes»; «Para un hombre desgraciado todos los días son martes», o «Martes, ni te cases ni te embarques».

Según se piensa, el rechazo a la fecha se remonta a los griegos, ya que tenían la creencia de que este día estaba vinculado con Ares, el Dios de la Guerra.

Asimismo, se reconocen otras razones para que se haya elegido el martes símbolo de malos augurios, pues la caída de Constantinopla y el episodio bíblico de la Torre de Babel sucedieron en un día como este. Pero hay quienes también reconocen como una fecha funesta el viernes, y mucho más si cae 13.

Pese a múltiples explicaciones científicas para erradicar el temor a estos días, nunca han faltado los que prefieren pasar un martes 13 o un viernes 13 dentro de la tranquilidad de su casa. Nada: ¡supersticiones son supersticiones!

Etiquetas: