Compartir

Considerado uno de los mayores exponentes del realismo socialista en Cuba, el escritor Manuel Cofiño López nació en La Habana el 16 de febrero de 1936 y dejó una fructífera obra en la brevedad de 51 años.

Autor de cuentos, novelas y noveletas, sus textos dan cuenta de un tiempo de cambio marcado por el triunfo revolucionario, transformaciones sociales y fracturas familiares.

Quien fuera asesor de la Dirección Nacional de Literatura del Ministerio de Cultura, pobló sus narraciones de historias donde se mezclan la poesía, el amor, la historia y el realismo con un alto valor humano.

Cuando en una ocasión preguntaron a Manuel Cofiño López sobre las motivaciones que sentía como escritor, manifestó que la literatura debía estar al servicio del hombre, de sus aspiraciones, de sus sueños y luchas.

La última mujer y el próximo combate

El más conocido texto de Manuel Cofiño es su primera novela, La última mujer y el próximo combate, ganadora del Premio Casa de las Américas de 1971.

Esta obra tiene como escenario un de los planes forestales abiertos en los inicios de la revolución, y con agudeza profundiza en temas cotidianos como el amor, el odio, el fanatismo, las leyendas, la vergüenza y el patriotismo.

Un dato curioso es el origen del título de la novela; en entrevista a Camilo Cienfuegos en la Sierra Maestra, le preguntaron sobre qué pensaba cuando no estaba combatiendo, a lo que respondió: “En la última mujer y el próximo combate”.

Otro dato es que varios de los cuentos de Manuel Cofiño llevan nombre femenino: Alejandra, Amanda, Iris, Mirna, la Señora Magali y Canción de Leticia, y algunas novelas guardan relación con temas vinculados con la mujer.