Esos dolores que se presentan en los hombros, las manos, las rodillas o la región sacro lumbar de la columna, suelen ser manifestaciones de artrosis, enfermedad molesta pero no mortal, que puede estar acompañada de ligeros trastornos del sistema circulatorio.

En los casos de artrosis, el angiólogo recomienda observar las medidas preventivas que incluyen el reposo venoso con los pies en alto, la higiene permanente del calzado con talco boricado o bicarbonatado y expuesto al sol, los baños de pie durante quince minutos por la mañana con agua hervida con sal y otros quince minutos por la tarde con agua hervida con vinagre, y la aplicación semanal de algún ungüento antibiótico.

También se sugiere la exposición de la zona dolorosa al sol durante quince minutos diarios y el uso de soporte circulatorio.

 Ejercicios circulatorios

Para combatir la artrosis, los especialistas en angiología recomiendan caminar y realizar ejercicios para las piernas como los siguientes: el paciente sentado cruza la pierna, y mientras sostiene el calcañal con una mano, con la otra toma el antepié y realiza movimientos rotatorios, procurando mover todas las articulaciones.

Estando de pie, se flexiona la pierna sobre la parte posterior del muslo y tomando con la mano el antepié se procura llevarlo hasta los glúteos.

Para la circulación de los miembros superiores se recomienda flexionar el brazo sobre el antebrazo, y relajando los músculos bajar el antebrazo hacia delante; flexionar nuevamente y bajar hacia los laterales, y repetir la operación.

La mano debe estar abierta, los dedos unidos, y el pulgar contraído para contactar con el meñique. ¡Arriba! ¡Comience ya!