La Habana, Cuba. – Entrega, profesionalidad y compromiso distinguen a los trabajadores eléctricos cubanos, quienes hoy celebran su Día con la cotidiana responsabilidad de mantener la generación, transmisión, distribución y comercialización de la energía a todos los clientes.

En un contexto de pandemia y de acentuadas medidas económicas provocadas por el bloqueo, ese importante sector no paralizó los trabajos de montaje y mantenimiento de las termoeléctricas, así como las labores de solución de averías en los bloques que conforman el Sistema Energético Nacional.

En la jornada por el Día del Trabajador Eléctrico la convocatoria es a elevar la  productividad y recuperar capacidades de generación para mejorar la disponibilidad de energía en el país.

Como parte de la efeméride se reconocerán a profesionales con más de 20 años de trabajo, así como a jóvenes destacados.