Aceite de la canasta familiar se expenderá en frascos sellados

La Habana, Cuba. – Por el valor de un peso, quienes residen en La Habana reciben desde este mes el aceite de la canasta familiar normada en pomos sellados de 500 mililitros, ahora con una frecuencia bimestral, por ello el consumidor tiene hasta el último día del año para efectuar su compra.

La iniciativa responde a la Resolución 54 del Ministerio de Comercio Interior sobre la protección al consumidor, y la política para la inocuidad de los alimentos.

Hoy el aceite que está en la red de bodegas de la capital cubana tiene la calidad requerida gracias a la instalación de una moderna línea tecnológica para el envasado en la Empresa de Aceites y Grasas Comestibles de La Habana.

Aunque el costo de importación de esos recursos es elevado, más adelante se prevé adquirir modernas líneas tecnológicas para el envasado del producto en las fábricas de Santiago de Cuba y Camagüey.