Camagüey, Cuba. – Entre los cientos de camagüeyanos que este viernes rindieron tributo al Comandante en Jefe Fidel Castro, a seis años de su partida física, estuvieron combatientes en importantes gestas, tanto en Cuba como en misiones internacionalistas.

A los más ancianos no los limitó el peso de la edad, y por eso en la Plaza de la Revolución Mayor General Ignacio Agramonte y Loynaz estuvo Eduardo Verdecia, exintegrante de la Columna No. 1 del Ejército Rebelde comandada por el querido líder.

Para Isnel Pérez, quien participó en la lucha contra bandidos, mantener el legado del Comandante en Jefe es un compromiso con quien hizo tanto por el pueblo y trascendió como ejemplo de dignidad e internacionalismo.

Expresiones como estas, de quienes lucharon en la Sierra Maestra, el Escambray o en acciones militares en Angola dan la medida de la tradición heroica que posee Cuba con Fidel como su principal artífice.