Compartir

Directivos y trabajadores del sector turístico en Ciego de Ávila se suman al repudio mundial contra la política genocida del Imperio, que mantiene el bloqueo económico, financiero y comercial hacia Cuba.

En esa provincia el brutal cerco, que pretende estrangular la economía y la población, afecta particularmente la comercialización en el destino Jardines del Rey, que no puede recibir turistas norteamericanos, ni visitas de cruceros.

Asediados también por actos terroristas, esos cayos del norte de Cuba están perjudicados ante la imposibilidad de recibir equipos de tecnología de punta que elevarían, aún más, la calidad de las ofertas hoteleras y extrahoteleras.

El bloqueo de Estados Unidos contra Cuba impide en Ciego de Ávila las operaciones de prestigiosas compañías y grupos de varios países, medida unilateral que afecta la economía del sector turístico avileño.