Ciego de Ávila, Cuba.- Alrededor de mil longevos de la provincia de Ciego de Ávila incrementan su calidad de vida con la atención que reciben en Hogares de Ancianos y Casas de Abuelos.

Una veintena de instalaciones, la mayoría renovadas, acogen a personas de la tercera edad, quienes tienen asegurados los cuidados médicos con variadas actividades educativas y de recreación que estimulan sus habilidades y la incorporación a la sociedad.

En la Casa de los Abuelos Indalecio Montejo, de la capital avileña, los ancianos muestran su satisfacción ante el esmero de esos trabajadores, que le dan fortalezas para andar con lucidez y voluntad y enfrentar mejor la vida.

Con la protección del Estado, los longevos de Ciego de Ávila tienen garantizada una alimentación variada y de calidad en los Hogares de Ancianos y Casas de Abuelos, instituciones que cuentan con el apoyo de la Cátedra del Adulto Mayor.