El cierre de la oficina de inmigración en la embajada de Canadá en La Habana dejó a muchos en dificultades para obtener una visa

Ciudadanos canadienses protestaron en Montreal por el cierre de la oficina de inmigración en la embajada de su país en La Habana, Cuba.

El cierre ordenado por las autoridades, dejó a muchos en dificultades para obtener una visa para venir a Canadá, señala la publicación Global News al informar de manifestaciones de ciudadanos en Montreal, contrarios a la medida, una situación que dejó a muchos frustrados y desesperados.

Las autoridades canadienses informaron que no aceptarán solicitudes de visas de visitantes y permisos de estudio/trabajo, ni realizarán entrevistas de residencia permanente, y los servicios que incluyen huellas dactilares y exámenes médicos, ahora deben realizarse fuera de Cuba.

El cierre de la oficina, amplió la fuente, no solo afecta a los nuevos solicitantes de visa, pues incluso puede entorpecer los festivales que regularmente invitan a artistas cubanos.