Moscú, Rusia. – Veinte naves de guerra de la Flota del Báltico rusa se hicieron a la mar para realizar simulacros navales, informó el servicio de prensa del Distrito Militar Occidental del Ejército ruso.

Se precisa que durante las maniobras, la cuales abarcarán las aguas de los mares adyacentes al territorio ruso, así como las zonas de importancia operativa del océano global, se entrenarán técnicas de defensa antisubmarina y antiaérea, así como de defensa contra la colocación de minas.

En enero y febrero se llevó a cabo una serie de ejercicios navales en todas las áreas de responsabilidad de las flotas, bajo la dirección del comandante de la Armada de Rusia.

El objetivo de los entrenamientos es practicar las acciones de la Armada y las Fuerzas Aeroespaciales para proteger los intereses nacionales rusos en el océano mundial y contrarrestar las amenazas militares hacia el país desde las direcciones marítimas y oceánicas.