Santiago de Chile. – Reclamos de renuncia al presidente Sebastián Piñera, a favor de la liberación de presos del estallido social y un paro en el sector de salud, caracterizaron una semana de creciente malestar en Chile.

Esta semana se repitieron en el centro de Santiago de Chile movilizaciones que culminaron con fuertes choques entre manifestantes y fuerzas de carabineros, que ahora se han trasladado a las cercanías del palacio de La Moneda.

Las motivaciones de esas protestas se repiten, como la renuncia del mandatario, y la libertad de cientos de personas presas desde las primeras manifestaciones tras el estallido social de 2019.

Además, transcurre un paro nacional de trabajadores de la salud, que busca un aumento en el presupuesto del 2021, por la insuficiencia de los recursos anunciados por el gobierno para atender las necesidades de un sector tan sensible en medio de la pandemia.