Moscú. – La capital de Rusia aplica un grupo de medidas sanitarias que incluyen el cierre de servicios considerados prescindibles, de escuelas y restaurantes para frenar el auge acelerado de los contagios por SARS-CoV-2.

La alcaldía de Moscú declaró 11 días no laborales, en vigor a partir de este 28 de octubre y hasta el 7 de noviembre, teniendo en cuenta que la situación en la urbe reporta el peor de los escenarios, según las autoridades médicas.

En tanto, a nivel nacional y debido al crecimiento acelerado de los índices de contagios, el presidente ruso, Vladimir Putin, declaró no laborables, para todo el país, del 30 de octubre al 7 de noviembre, manteniendo el salario a los empleados.

Desde este jueves, en Moscú están prohibidos los eventos culturales, deportivos y de entretenimiento masivo, con la excepción de los organizados por decisión de las autoridades estatales.