La Paz, Bolivia. Autoridades bolivianas denunciaron un plan de golpe de Estado urdido por el exministro de Defensa Fernando López contra el presidente Luis Arce mediante el uso de mercenarios contratados en Estado Unidos.

El comandante de la Policía Boliviana, Jhonny Aguilera, confirmó la veracidad del plan y de la participación de López con pruebas, entre las que figuran llamadas telefónicas y correos electrónicos, y en consecuencia anunció una investigación formal.

Hemos efectuado una comparación que nos permite establecer la correspondencia entre las pruebas, vamos a decir, tanto en magnetismo de la voz como las ondas que se emitieron en estas llamadas, dijo Aguilera.

La denuncia del jefe policial sigue a un reportaje publicado la víspera por la prensa estadounidense, que investigó el tema a partir de las referidas pruebas de audios, textos y entrevistas del golpe contra Luis Arce.