Foto/ Cubadebate

Francia comienza el curso escolar 2018-2019 con una matrícula de alrededor de 12,4 millones de niños y adolescentes a nivel nacional, un nuevo periodo en el cual entrarán en vigor varios cambios.

El ministro de la Educación Nacional, Jean-Michel Blanquer, detalló que 6,74 millones de estudiantes asistirán a las escuelas francesas.

Entre las principales modificaciones previstas para el nuevo curso en la nación europea sobresale la prohibición del uso de teléfonos celulares en los centros docentes, una polémica medida que fue aprobada durante el verano en la Asamblea Nacional.

También se aplicará en Francia una reducción de la matrícula por clase en los barrios desfavorecidos, con alrededor de doce alumnos por aula, mientras a nivel nacional el promedio es de 20.