Ginebra, Suiza . – Durante la Asamblea Mundial de la Salud, este lunes, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, insistió en que a nivel global seguimos en una situación frágil, pues la pandemia de Covid-19 no terminará hasta que la transmisión esté controlada en todos los países.

Alertó que el presente año se han reportado más casos que en el 2020 y siguiendo las tendencias actuales, el número de muertes superará las del pasado calendario.

Por otro lado, destacó el trabajo del personal de Salud y lamentó que a menudo carecen de la protección, el equipo, la capacitación, el salario decente, las condiciones laborales seguras y el respeto merecido.

El director de la OMS señaló que la actual crisis de las vacunas constituye una escandalosa desigualdad, y puntualizó que un pequeño grupo de naciones controlan el destino del resto de la población mundial.