La Habana, Cuba. – Cuando el país avanza hacia la recuperación post Covid-19 se centra la mirada en el transporte, cuya apertura gradual está caracterizada por el seguimiento de un protocolo de salud que incluye medidas como la desinfección de medios de vehículos y el uso obligatorio del nasobuco.

Como explicó el ministro del ramo, Eduardo Rodríguez, para la primera fase se restablece con limitaciones el transporte público a nivel de provincia, urbano, interurbano, intermunicipal y rural; pero aún se mantienen las restricciones de viajes interprovinciales y los de entrada y salida del país.

También en este momento se permite la ocupación de los medios de transporte hasta la mitad de su capacidad de pasajeros sentados.

Además, se restablece el servicio de ómnibus públicos, taxis ruteros y lanchas, y se rehabilitan las licencias de trabajadores por cuenta propia asociados al transporte.

Medios de transporte seguros

De acuerdo con el ministro de Transporte, Eduardo Rodríguez, en la primera fase de recuperación post Covid-19 se reanuda el servicio de trenes de pasajeros de manera local, y por ahora se mantendrá suspendido el apoyo de los medios de transporte estatales en las paradas.

También, y así se anunció oportunamente, continúan cerradas las terminales y estaciones, y permanecen vigentes las restricciones a viajes internacionales.

Sobre el tema, el ministro explicó que se mantendrá la limitación de una sola pieza de equipaje en bodega para los visitantes que arriben a los polos turísticos del país, y agregó que sigue la prohibición de presencia de embarcaciones de recreo en aguas cubanas.

En este momento, se retorna a la revisión técnica de los vehículos de transporte, con el requerimiento de disponer de turno para evitar aglomeraciones en los locales

Etiquetas: - -