Cienfuegos, Cuba. – La fábrica de cementos de Cienfuegos reanudó sus operaciones y deberá aportar, en lo que resta de este año, más de 500 mil toneladas, que representa cerca del 60 por ciento de la producción en la Isla en la actualidad.

La arrancada del proceso en la empresa mixta sucede tras cuatro meses de inactividad, debido a las restricciones para acceder al pet coke, combustible usado por la planta y cuyo flujo se normaliza después de varios obstáculos a raíz del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba.

La parada conllevó a la consiguiente ausencia del producto en el mercado nacional y la imposibilidad de exportar unas 100 mil toneladas de clinker, producto del horno que se muele para fabricar el cemento Portland.

Ernesto Gálvez, gerente de Producción de la entidad, precisó que las primeras producciones permiten comercializar el cemento a los destinos principales, según las prioridades del país.