Japón. – Una vez anunciados todos los premios de la temporada 2020 de la Liga Profesional de la pelota japonesa, ha llegado el momento de revelar quién fue el Latino del Año en el circuito nipón y la decisión no pudo ser más sencilla: el lanzador cubano Liván Moinelo.

Los también antillanos Leonys Martín y Dayán Viciedo, así como el puertorriqueño Neftalí Soto, presentaron candidaturas de peso, pero ninguno de ellos mostró la consistencia y el dominio de Moinelo.

En la que fue su cuarta campaña en la liga con los Halcones de SoftBank, el pinareño fue de principio a fin el especialista del octavo episodio de su club, y nunca se lesionó o pasó por un mal momento que pusiese en riesgo su puesto en el bullpen.

Con su poderosa recta, su excelente control y su magistral curva retiró una y otra vez a los rivales que enfrentó, casi siempre por la vía del ponche.