Foto: Mónica Ramírez/JIT

La Final Nacional del Béisbol Five, celebrada en la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte y Loynaz, culminó con la coronación de La Habana; los capitalinos mostraron todo su poderío en el partido por el título, y le propinaron nocao a los anfitriones.

La Habana, con varios jugadores que militan en el equipo nacional, mejoró su accionar durante el transcurso de la competencia, y ganó de manera invicta el torneo.

Pablo Terry, director de los campeones, valoró el excelente resultado: Este equipo tiene una trayectoria de 1 año entrenando como colectivo, y esa unidad se reflejó en el terreno de juego; es muy importante la cohesión y el trabajo en grupo, aseguró.

Orlando Amador Molina fue designado como jugador más valioso; terminó como líder en average con 500, en hits con 9, y en carreras anotadas con 6; en el partido final conectó 3 indiscutibles y anotó en 5 ocasiones.