Matanzas, Cuba. – Ante un emotivo público que prodigó aplausos, el Ballet Nacional de Cuba inició este viernes en Matanzas la primera de tres presentaciones en el emblemático Teatro Sauto.

El programa, que incluye obras de coreógrafos cubanos y extranjeros, contó con piezas como La muerte de un cisne, el dúo de Otelo y Desdémona del Prólogo para una tragedia, Invierno, Suite géneris, y Majísimo.

El elenco, dirigido por la primera bailarina y directora general, Viengsay Valdés, estuvo encabezado por Sadaise Arencibia, Dani Hernández y Anette Delgado, con otras figuras como Chanell Cabrera, Daniela Gómez, Yansiel Pujada y Darío Hernández.

Previo a la función, en el vestíbulo del inmueble se inauguró la exposición Detrás del Telón, de John Rowe, fotógrafo y cineasta norteamericano, quien supo captar con su lente el esfuerzo de los bailarines, sus interrelaciones, y cómo se sienten antes de entrar a escena.