Matanzas, Cuba.- Al Museo de La Ruta del Esclavo, en el Castillo de San Severino de la ciudad de Matanzas, se le considera el de mayores atractivos en la tricentenaria urbe, por sus valores históricos y patrimoniales.

La fortaleza colonial recibe en el año a cientos de vacacionistas atraídos por los encantos del único exponente que se conserva de la fundación y para conocer detalles de la trata negrera en Cuba.

El Comité Nacional de La Ruta, presidido por el escritor y etnólogo Miguel Barnet, realza a la sede matancera ante la Sesión Científica Internacional del proyecto, en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNICEF.

Otro sitio patrimonial que atrae a turistas por su interés histórico es el Monumento al Esclavo Rebelde, del escultor Alberto Lescay, en las ruinas del antiguo ingenio Triunvirato.