Brasilia, Brasil.- Bajo la máxima de que hoy en cada niño nace y crece la humanidad, la Colmenita, compañía cubana de teatro infantil, dirigida por Carlos Alberto Cremata, mostró por primera vez en Brasil su amor y magia artística.

Afirmó que gracias a una invitación del Movimiento Sin Tierra logramos venir no solo a Brasil, sino hasta Ceará, en el nordeste del país, donde logramos hacer una versión del montaje de nuestra Cucarachita Martina.

Explicó que con los niños de una escuela muy alejada, en particular con los de primaria de Quixeramobim, lograron montar el primer acto de la Cucarachita a lo que incorporaron una banda de lata de la propia escuela.

Con verbo emocionado, Carlos Alberto Cremata admitió que la experiencia fue el inicio de un camino, que resultó fructífero en otros países, para utilizar el arte, fundamentalmente el teatral, como pretexto para formar valores en todos, en pequeños y adultos.

 

Etiquetas: -