Los participantes en el Festival de Cine de Gibara disfrutan de una proyección única del filme Lucía, rodado por Humberto Solás en la propia villa y producido por el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos.

El presidente del festival, Jorge Perugorría, aseguró que se exhibe una copia restaurada de la cinta cedida por la Cinemateca de Cuba, como parte de los homenajes por el medio siglo del filme, junto al clásico Memorias del Subdesarrollo, de Tomás Gutiérrez Alea, anunciado para el jueves.

Otro homenaje se espera para la noche, por los 20 años de la comedia Miedo y asco en Las Vegas, de Terry Gilliam, con la presencia del actor Benicio del Toro, uno de sus protagonistas.

Con su amplio programa a 32 kilómetros de Holguín, el Festival de Gibara prosigue entre la proyección de obras en concurso, funciones escénicas, paneles teóricos y conciertos.