La Habana, Cuba. – El Ballet Nacional de Cuba ofreció su primera función del año en la sala García Lorca del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso, dedicada -como ya ha hecho tradición- al aniversario del triunfo de la Revolución.

En la velada se entregó el Premio Anual de la emblemática institución cultural al maestro Roberto Sánchez Ferrer, nacido en La Habana hace 93 años y con una fecunda trayectoria como director de orquesta, músico y compositor.

La compañía que dirige la primera bailarina Viengsay Valdés ofreció el segundo acto del ballet El lago de los cisnes en versión coreográfica de Alicia Alonso y dos momentos de La bella durmiente del bosque: el adagio de la rosa y el pas de deux El pájaro azul.

Celeste de Anabelle López Ochoa, y el pas de deux y la coda de Tema y variaciones de George Balanchine completaron un programa que regresará este fin de semana a la escena de la sala García Lorca.