Isla de la Juventud, Cuba.- Los habitantes del poblado sureño de Isla de la Juventud, Cocodrilo, a un centenar de kilómetros de Nueva Gerona, hacen uso de los celulares gracias a la tecnología instalada en el lugar .

El funcionamiento de una Radio Base de Telefonía Celular permite la comunicación de los moradores, mediante la señal móvil, y valida la voluntad política del gobierno cubano de eliminar zonas de silencio por muy intrincados que sean los asentamientos poblacionales.

La tecnología empleada es de segunda generación y la cobertura de la misma llega hasta el Parque Nacional Punta Francés y el Faro Carapachibey, uno de los más altos de América Latina, y que brinda importante misión a embarcaciones que hacen travesía por la zona.

Los vecinos de Cocodrilo se sienten agradecidos ya que con la Radio Base acceden al correo nauta, la mensajería y datos sin tener que buscar la señal en los puntos más altos